Felipe Pirela: una voz en el amanecer del Caribe

Frank Patiño

No hay barriada sin un viejo bolero ripiando el celeste en la oscuridad y no hay amanecer sin el fulgor de esas voces nasales que se confunden con las sordinas de las sonoras y no hay voz más nasal que la del hijo del albañil del Barrio el Empedrao de Maracaibo.

‘Por un derecho casual’, cada canción de Felipe Pirela nos concierne, nos requiere en su ajada tragedia: “Ese bolero es mío desde el comienzo al final / no importa quién lo haya hecho es mi historia y es real / Ese bolero es mío porque su letra soy yo / es tragedia que yo vivo y que sólo sabe Dios” (Mario de Jesús Baez).

Felipe Pirela Morón nació el 4 de septiembre de 1941 y a los trece años ya pertenecía con sus hermanos a los Happy Boys, con el acordeón de Luis Ávila. Pasa de la radio a la televisión – de Ecos del Zulia a Ondas del Lago – con la Orquesta de Juanito Arteta y después sería la voz del Conjunto los Modernos del contrabajista Antonio Ramos y de los Peniques de Jorge Beltrán, con quienes grabaría sus dos primeros boleros en 1960 – ‘No sufras corazón’ y ‘Entre copa y copa’ – en el álbum ‘Carnaval con los Peniques’.

Ese mismo año el dominicano Luis María Frómeta – en su tarea de organizar la Billo’s Caracas Boys después de tres años de disolución – encuentra en la Ciudad del Lago las voces de su renacer: el bolerista Felipe Pirela y el guarachero Cheo García. Así grabaría ‘No vale la pena’ de la autoría de Orlando de la Rosa en 45 rpm. Con la Billo’s interpretaría una serie de canciones inmortales: ‘Pobre del pobre’ de Adolfo Salas, ‘Quisqueyana’ de Rafael Hernández y ‘Cuando estemos viejos’ de Billo Frómeta hasta 1963 cuando haría su último disco con la Caracas Boys donde estaría ‘Sombras nada más’ de José María Conturci.

Con la Casa Velvet grabaría con la orquesta de Chucho Rodríguez el álbum ‘Un solo camino: México’ y a los 22 años era llamado el Bolerista de América. Seguiría con las orquestas de Guillermo González y Porfi Jiménez con canciones como ‘Únicamente tú’ de Manuel Acuña y ‘Entre tu amor y mi amor’ de Juan Pomati. En el 66 vende más de un millón de discos con el álbum ‘Cuando vivas conmigo’ y llega al cine en el filme ‘El jibarito Rafael’ dirigido por Julián Soler, acompañado de su álbum ‘Recordando a Rafael Hernández’.

Dos años después regresa a Caracas con un bolero de su autoría ‘Lo que es la vida’: “Desde muy pequeño quise siempre ser algo en la vida / Para ofrecer a mi vieja sueños que mi mente creó / La pobreza era mi sino, mi mente triste y viajera / mas en mi garganta un hilo triste de dolor cantó / Me lancé a los cuatro vientos y luché con el destino / Fui bebiendo en el camino hambre, tristeza y dolor / Crucé mares sin destino y vencí estando vencido / Y hoy como pago recibo cruel egoísmo y traición / Lo que es la vida, este mundo en que vivimos por vencer mi cruel destino ahora me quieren hundir / Lo que es la vida, me persiguen y maltratan, crucifican y me acusan de algo que no cometí / Lo que es la vida, lo que puede el egoísmo / La envidia que es terca y mata, como a Cristo se me achaca el crimen que no viví / Mas como hombre que he sido, que supo luchar parejo / entiendan que no me hieren odio, egoísmo y rencor / Yo sé responder con fuerza, luchando en cualquier terreno / Cuando la baja calaña se muerde al oír mi voz”.

La pobreza en la que levantó su voz, el desamor que lo persiguió, la soledad que cargaba a cuestas están en cada frase de esta canción le dio título a su biografía, escrita por el investigador Luis Ugueto, director del documental sobre su obra ‘El hombre detrás de su música’. Dos canciones de sus autorías – ‘Injusto despecho’ y ‘Vivo por ti’ – evidencian la amargura que significó su separación de Mariela Montiel.

En 1970 regresa a la Billo’s Caracas Boys y dos años después se iría a Borinquen, grabando su último disco con músicos como Javier Vásquez, Orestes Vilato y Chocolate Armenteros. La madrugada del 2 de julio – hace 40 años – fue asesinado en Caguas, cuando iba hacia el Hotel Borinquen Tower. Sus restos fueron sepultados tres días más tarde en su natal Maracaibo. Y sería el gran Héctor Lavoe quien le haría el mejor homenaje, cuando en grabara el álbum ‘Recordando a Felipe Pirela’ en 1979, hermanando sus voces barriales.

Vivió un poco más de treinta años y grabó un poco más de cuarenta discos, pero escribió por siempre su nombre en el arrabal antillano, lo ató a su suerte, a su infortunio, en cada amanecer, en cualquier barrio.

Para Amaury de Dios, Javier Ortiz y Kris Urueta, amigos

Anuncios

Acerca de Frank Patiño

Escritor y periodista.
Esta entrada fue publicada en Salsa y socialismo. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Felipe Pirela: una voz en el amanecer del Caribe

  1. Javier Ortiz Cassiani dijo:

    Pa que más, ahí está pintá la barriada, men. Estas notas son banda sonora para hablarle quedo a una mulata sandunguera, bajo la lámpara de un poste carcomido por el salitre en una esquina de cualquier lao del Caribe (las esquinas son iguales en todos laos). Va un abrazo pa mi hermanito Kriss Urueta (si fuera hembra le paría “un par de mellos” ) quien me recordó la fecha de la muerte de El Gato Pirela.

  2. Pingback: Homenaje | Vamos a Andar Cartagena

  3. kriss urueta dijo:

    He llegado hasta tu casa y no sé cómo he podido,
    Si me han dicho que no estás que ya nunca volverás,
    Si me han dicho que te has ido, cuanta nieve hay en mi alma
    Que silencio hay en tu puerta que al llegar hasta el umbral
    Un candado de dolor me detuvo el corazón

  4. kriss urueta dijo:

    40 años después de su muerte y sigue más vigente que nunca, gracias por mantener vivo al más grande bolerista de América

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s